emprendedor-de-responsabilidad-limitada-mibs.es

Emprendedor de responsabilidad limitada


emprendedor-de-responsabilidad-limitada-mibs.es

Descubre más sobre la figura del Emprendedor de responsabilidad limitada

Con la aprobación en 2013 de la nueva Ley de Emprendedores, dirigida a fomentar la actividad emprendedora, los autónomos pueden operar como “Emprendedores de Responsabilidad Limitada” o “ERL”. Esta medida supone toda una novedad en la gestión del riesgo para los empresarios autónomos.

De ésta manera, el autónomo no tendrá que responder a las deudas contraídas en su actividad empresarial con su patrimonio personal.

Una autónomo puede adquirir, de manera opcional, la condición de Emprendedor de Responsabilidad Limitada en cualquier momento de su vida profesional, ya que dicha figura no está reservada únicamente a los autónomos que comienzan su actividad.

Si el empresario decide constituirse en emprendedor de responsabilidad limitada, debe cumplir con una serie de condiciones que se establecen en un nuevo marco jurídico y con el objetivo de preservar las garantías de los acreedores.

¿Cuáles son los pasos y condiciones para ser emprendedor de responsabilidad limitada?

–          Inscribirse en el Registro Mercantil, mediante un acta notarial o instancia firmada electrónicamente, en la cual se tiene que indicar el bien inmueble, correspondiente a su domicilio, que quede excluido de la responsabilidad del emprendedor. El valor de la vivienda habitual no debe superar los 300.000 euros, 450.000 en poblaciones de más de un millón de habitantes.

–          El propio Registro Mercantil se encarga de tramitar, en el Registro de la Propiedad correspondiente, el asiento de inscripción de la vivienda habitual del autónomo, de que la misma pertenece a un ERL.

–          No podrá beneficiarse de la limitación de responsabilidad el deudor que hubiera actuado con fraude o negligencia grave en el cumplimiento de sus obligaciones con terceros, siempre que conste acreditado por sentencia firme o en concurso declarado culpable.

–          El Emprendedor de Responsabilidad Limitada deberá formular y someter a auditoría, las cuentas anuales correspondientes a su actividad empresarial o profesional, correspondientes a su actividad y depositarlas en el Registro Mercantil. De no presentarlas en el plazo de siete meses desde el cierre del ejercicio social, se perderá el beneficio de la limitación de responsabilidad en relación con las deudas contraídas con posterioridad al fin de ese plazo, recuperándolo nuevamente en el momento de la presentación.

–          Se exceptúa el supuesto de que el autónomo tribute por el régimen de estimación objetiva, en cuyo caso deberá cumplir los requisitos previstos para dicho régimen.

El Emprendedor de Responsabilidad Limitada debe transmitir en toda su documentación (presupuestos, facturas, etc.) su condición de ERL, para informar a quienes lo contraten.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *