cobrar-el-paro-para-montar-tu-empresa-mibs.es

¿Cómo cobrar el paro íntegro para montar tu empresa?


 Ante la situación económica que vivimos y, aunque mejorando, el alto índice de desempleo, muchas personas ven en el autoempleo una posible salida a su situación personal. Tomada esta decisión, uno de los mayores inconvenientes que puede encontrar un emprendedor es conseguir el capital necesario para poner en marcha su proyecto.

cobrar-el-paro-para-montar-tu-empresa-mibs.es

Con las medidas aprobadas en el Real Decreto Ley 4/2013 para tratar de ayudar a los jóvenes emprendedores, se pone de manifiesto que las personas que van a crear una empresa y tienen derecho al cobro de la prestación por desempleo, pueden optar por cobrar anticipadamente la parte de la prestación que aún no hayan recibido. La otra opción, más interesante para los emprendedores, es cobrarlo todo de una vez de forma íntegra, para así, obtener una parte de la liquidez que puedan necesitar para montar su negocio. Esto es lo que se conoce como capitalizar la prestación contributiva.

Pueden beneficiarse de esta medida aquellas personas que estén pensando en darse de alta, como autónomos, o que tengan previsto crear su propia empresa (o unirse como socios accionistas a una empresa constituida en el último año). En el caso de sociedades mercantiles han de ser personas trabajadoras menores de 30 años.

Lo primero que debemos de saber es que para poder solicitar la capitalización de nuestra prestación por desempleo, debemos tener concedida dicha prestación y no haber iniciado la nueva actividad antes de hacer dicha solicitud.

Además hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Tener pendiente de cobro, al menos, tres meses de esa prestación.
  • No haber solicitado la capitalización en los últimos cuatro años.
  • Presentar ante la Entidad Gestora la documentación acreditativa del inicio de la actividad.
  • En caso de haber impugnado el despido que diera lugar a la situación de desempleo,la solicitud de pago único deberá ser posterior a la resolución del procedimiento correspondiente.
  • Destinar la cantidad percibida a la aportación social obligatoria, en el caso de cooperativas o sociedades, o a la inversión necesaria para desarrollar la actividad, en el caso de trabajadores autónomos.
  • Iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la fecha de aprobación del pago único.

Las modalidades de cobro a las que pueden  optar son:

  • Un solo pago con el límite máximo del 60% del importe total pendiente de percibir (de la cantidad que justifiques como inversión necesaria para iniciar la actividad), elevándose al 100 % para hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35, en la fecha de la solicitud.
  • Pagos mensuales. Los que no realicen una inversión podrán destinar el 100% de su prestación pendiente a compensación de las cuotas mensuales de autónomos. En el caso de socios trabajadores de sociedades mercantiles, el 100% de la capitalización deberá dedicarse al pago de cuotas.

Esta, entre otras medidas fiscales, trata de favorecer el emprendimiento entre los más jóvenes, abordando la dificultad inicial con la que éstos se encuentran: la financiación. Por ello, si estás pensando en iniciar tu propia empresa, no dudes en aprovechar este tipo de oportunidades.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *