Web corporativa: claves para una comunicación online excelente


La web de la empresa es su carta de presentación: es el primer contacto que el cliente potencial tiene con ella y comunica la imagen de la empresa a su público.

Resultado de imagen de web corporativa

La web debe presentar adecuadamente a la empresa: indicar su visión, objetivos, promover los beneficios que ofrece al cliente y presentar sus productos y servicios.

Hay que tener en cuenta que una página web no es un folleto publicitario, debe ir más allá de mostrar lo que la empresa ofrece, debe atraer nuevos clientes e intentar fidelizar a los existentes.

A la hora de desarrollar una web corporativa hay que tener en cuenta una serie de puntos clave:

El diseño debe ser intuitivo y sencillo: el diseño debe permitir encontrar fácilmente lo que busca el usuario, estar bien organizada por contenidos relacionados y tener enlaces externos que permitan que el usuario encuentre más información y a la vez que la web tenga más visibilidad en buscadores

  • La web debe cumplir con los objetivos con los que se crea: sea presentar a la empresa, vender productos, dar información,…
  • El aspecto visual es de gran importancia: como todo, un diseño atractivo atraerá más al consumidor que uno que no lo sea, aquí estética y funcionalidad deben fundirse para mejorar la experiencia del usuario
  • Si se pretende captar nuevos usuarios, se debe incluir un apartado para recoger información sobre el usuario: puede ser un cuestionario a rellenar para recibir información, establecer un formulario de registro,… eso sí, la información a recoger debe ser escueta y simple
  • Las redes sociales de la empresa deben integrarse en la página: esto aumenta la visibilidad de l20a página y la confianza del usuario al ver que la empresa tiene más medios de contacto
  • Las funcionalidades de la empresa son otro elemento importante a tratar: habrá que decidir el contenido que incluir en la página: noticias, comentarios, opiniones,… de un administrador o también de los consumidores.
  • La usabilidad: la estructura de navegación, presencia y situación de los enlaces, y qué recorrido harán los visitantes a través de la web es de gran interés. El desarrollador web debe tratar de facilitar que la información más importante sea bien visible, que el carrito de la compra en caso de tenerlo sea simple, que la información a aportar no sea excesiva, que los contenidos relacionados sean los de interés para el usuario,…
  • La web debe estar optimizada para tener una adecuada apariencia y descarga en todas las plataformas existentes: hay que recordar que en este momento los móviles son la plataforma más utilizada para buscar información y hacer consultas.
  • Por supuesto, el SEO de la web debe estar bien implementado para que los buscadores puedan encontrarla rápidamente y aparezca en los primeros resultados.

Una página diseñada pensando en los consumidores genera confianza y ayuda a captar clientes visitantes. Una web optimizada que cumple con sus funciones es esencial, a partir de aquí solo habrá que promocionarla a través de los medios adecuados que llegue a los usuarios interesados en nuestra empresa

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *