10-errores-a-la-hora-de-emprender-II-mibs.com

10 Errores frecuentes a la hora de emprender un negocio (Parte II)


Si quieres leer nuestro artículo anterior “10 errores frecuentes a la hora de emprender un negocio (Parte I)“, haz clic aquí.

10-errores-a-la-hora-de-emprender-II-mibs.com

6.       No formarse lo suficiente sobre el ámbito en el que se va a emprender
Debes hacerte experto en el sector en el que vas a entrar. En muchas ocasiones se comete el error de presuponer y obviar muchos detalles. Sin embargo, nunca eres consciente de lo poco que sabías hasta que no aprendes cosas nuevas.

 7.       No llevar un buen control de la economía.
Gastarse el capital y no reinvertir son otros de los muchos errores que se cometen a la hora de emprender. Hacer una buena gestión de la economía empresarial es fundamental, sobre todo al principio, que tendremos escasos o nulos beneficios. La clave de una buena economía empresarial reside en reinvertir en la empresa a la vez que ser previsor. Como decíamos anteriormente, la paciencia es clave en todo buen emprendedor.

8.       Falta de planificación y determinación en el proceso

Debemos planificarnos en función a nuestro plan de negocio a la vez que ser resolutivos frente a imprevistos.

10-errores-a-la-hora-de-emprender-II-mibs.com

9.       Retrasarse en la solicitud de subvenciones

Debemos dedicar tiempo a hacer un pequeño trabajo de investigación para recoger un  listado de todas las subvenciones, webs y direcciones de referencia donde podremos solicitar ayudas para emprendedores, ya sean de carácter general o concretas para nuestro sector. Conviene también calendarizar cada una de ellas para preparar la documentación con antelación y evitar perder los plazos.

 10.   No darse de alta en el IAE

Es frecuente que los nuevos emprendedores confundan el pago del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) con el hecho de darse de alta en el mismo. Todas las personas físicas y jurídicas que quieran realizar una actividad económica, profesional o artística están obligadas a darse de alta en el IAE, que actúa como si se tratase de un censo para Hacienda de todas las actividades empresariales que se desarrollan a nivel nacional. Sin embargo, al pago del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) estarán obligadas sólo aquellas sociedades jurídicas (anónimas, laborales, limitadas) que facturen por encima de un millón de euros.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *